• http://www.ayuntamientolanzahita.com/wp-content/uploads/2018/04/FIESTAS-PORTADA.jpg

<<< Volver a Vivir Lanzahíta

Fiestas

 

Fiesta de San Sebastián

El 19 de enero, noche de la víspera de San Sebastián, se prende la hoguera, preparada por los chavales del pueblo. Antiguamente, se hacía con romero y enebros, acopiados en los alrededores del pueblo, para conmemorar las hogueras que tuvieron que hacerse con motivo de la peste que asoló el lugar. Hasta hace poco, se hacían dos hogueras, una en el barrio de la Plaza y otra en el barrio de Triana, y los chavales rivalizaban por ver quién hacía la hoguera más grande.

Cada año, los más valientes se atreven a saltar por encima de la hoguera mientras otros llevan sus chuletas y las asan en la lumbre.DSC_0253


Fiesta de San Blas

El día de San Blas, patrón de Lanzahíta, se celebra el 3 de febrero con bailes, misas, procesiones y las típicas rosquillas artesanales elaboradas por los propios Lanzahiteños.

San Blas es el Patrón de las dolencias en la garganta y entre las tradiciones de estas fiestas, existe una curiosa costumbre en Lanzahíta. Una vez el párroco bendice la imagen del santo, se corta una cinta roja que lleva San Blas en el bastón y se reparten sus  trozos entre los fieles. Según cuentan los creyentes, si se pasan la cinta por el cuello, ningún mal se producirá en la garganta durante el resto del año.

n

Fiesta de Semana Santa

Estas fiestas se caracterizan por las procesiones religiosas, portando imágenes de la pasión de Cristo, que se realizan el Jueves Santo y Viernes Santo y el Domingo de Resurrección. Por otro lado, también existe una tradición más profana, denominada “Día de la torta”, que consiste en que el Día de la Resurrección se celebra una comida campestre a la que se lleva un bizcocho redondo.

Fiestas del veraneante

Siempre se celebran el primer fin de semana de agosto y en ellas se realizan corridas de toros, verbenas y numerosas actividades para niños y adultos (para más información podéis consultar la sección Noticias).

n
Fiestas de la Virgen del Prado

Se celebran del 7 al 11 de septiembre, siendo el día central el 8 de septiembre, día de la Virgen, en el que se realizan una misa por la tarde y la procesión. En ésta, antes de devolver la imagen de la Virgen a su lugar de origen, se produce la subasta de banzos, que consiste en subastar al mejor postor los cuatro puntos de sujeción de las andas con las que se ha tenido el privilegio de portar a la Virgen. 

Otras tradiciones de estas fiestas son el espectáculo taurino y el guiso de las vaquillas con patatas.

 

Romería del Cristo de la Luz

Esta romería, celebrada diez días después de la Ascensión y diez días antes del Corpus (el día de Pentecostés), data del siglo XVI y es la más antigua y bella de toda Castilla y León.

En ella, se rememora la aparición del Cristo de la Luz a unos pastores de Lanzahíta a orillas del río Tiétar, junto a la pedanía de Hontanares. Tras aquella visión, la imagen del Cristo de Lanzahíta desapareció en varias ocasiones de la iglesia parroquial del pueblo y apareció en el mismo lugar de Hontanares, donde edificaron una ermita en su honor que acoge su figura desde hace más de 400 años. Así fue como cuentan que surgió la tradición anual de visitar al Cristo en romería desde Lanzahíta, llevándole el cirio pascual de nuestro pueblo.

En la actualidad, el conocido como Rocío de Castilla y León, con sus carruajes adornados, sus jinetes, sus caballos…, se ha convertido en una fiesta de creciente interés turístico en la que cada año aumenta el número de turistas. Tanto es así que en 2001 la Junta de Castilla y León declaró esta fiesta de Interés Turístico Regional, siendo una de las más destacadas de la denominada Andalucía de Ávila.

La fiesta comienza el día anterior, el sábado, con la concentración en Lanzahíta de los numerosos caballos y carruajes que participarán en la romería al día siguiente. Hacia las ocho de la tarde, ante la ermita de Nuestra Señora la Virgen del Prado, se realiza la tradicional “Bendición del Cirio”, cirio al que luego escoltarán devotamente los romeros hasta la localidad de Hontanares.

Desde el día de la Resurrección, las mayordomas recorren el pueblo cada domingo pidiendo limosna para el Cristo. Gracias al dinero recaudado, la tarde del sábado ofrecen limonada y magdalenas entre todos los asistentes. Después, por la noche, una orquesta prepara el ambiente festivo en la plaza.

A la mañana siguiente, el domingo, se inicia la concentración de caballerías y carruajes ante la parroquia de San Juan Bautista. Así, lo más típico ese día es salir de Lanzahíta hacia Hontanares montados a caballo, en burro, en carro… o caminando. 

Ya en Hontanares, se asiste a la entrada de los romeros de Hontanares, se celebra la procesión en honor al Cristo y las mayordomas entregan el cirio que iluminará al Cristo durante todo el año.

Después de la ceremonia, todos los asistentes pueden degustar en los bares del pueblo diversas tapas, como la de cochinillo, y disfrutar de botellines bien fresquitos antes de ir a comer al campo, donde abundan las tortillas de patata, los filetes empanados y los pimientos fritos. 

Finalmente, sobre las cuatro de la tarde se emprende la vuelta hacia Lanzahíta, donde se repite la entrada de los romeros a galope por las calles del pueblo.

La Moragá

Popular tradición del otoño que se celebra el 1 de noviembre, el Día de Todos los Santos. Ese día existe la costumbre de ir al campo (generalmente se sube a la Abantera) y comer carne asada y frutos típicos de la temporada: calvotes (castañas asadas), granadas, nueces, higos pasados…

 <<< Volver a Vivir Lanzahíta