Gastronomía

Lanzahíta se tiñe cada estación del año de un sabor diferente con productos propios de la tierra, del campo o del monte:

En Otoño, aprovechando los distintos hongos y setas. Así, es muy común la preparación de Patatas con níscalos y croquetas de boletus, y de postre un pudin de un fruto indispensable en esta época del año: las castañas.

boletus y níscalos

En invierno, el chorizo asado a la lumbre, el aceite de oliva, los callos o las migas son clásicos de siempre en la mesa de los habitantes de la zona.

En primavera, salimos al monte en busca de los preciados “Tarallos” y los espárragos silvestres, que preparados en revuelto con jamón o tortilla de patata aportan unos sabores a campo especiales. Los primeros tarallos salen en las zonas más húmedas, cerca de la garganta La Eliza, pero más adelante se pueden encontrar por toda la zona del pueblo. Esta receta tiene un truco especial que es añadirles miga de pan para eliminar el amargor que les caracteriza.

esparragostarallos

En verano, un viaje por las tierras lanzahiteñas nos da la oportunidad de comprar y degustar dos productos representativos de la localidad: la sandía y el espárrago verde y blanco; productos singulares de Lanzahíta que nos permitirán saborear una buena crema de espárragos blancos, una tortilla de espárragos verdes o una fresquita raja de sandía.

En las fiestas de San Blás, patrón de la localidad, se preparan los Bollos de San Blás (rosquillas) y los mantecados, una costumbre arraigada desde hace más de cien años.

DSC_0875

Este año se ha celebrado el I Concurso de Tapas de Lanzahíta, todo un éxito gracias a todas las personas que participaron, a las deliciosas tapas que prepararon los diferentes establecimientos y a la buena acogida de los visitantes. Todas las tapas se elaboraron con productos típicos de Lanzahíta y de la tierra, como los níscalos, el solomillo, el pisto, los huevos de campo o las croquetas de boletus.

Os dejamos la receta de uno de los platos más comunes de la localidad:

 

PATATAS CON NÍSCALOS

Ingredientes para Guiso de níscalos con patatas:

  • 1 Kg de níscalos
  • 5 patatas medianas
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cayena
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 tomate rojo maduro
  • pimentón dulce
  • taquitos de jamón de jabugo
  • sal
  • perejil picado
  • agua
  • aceite de oliva virgen extra

 

 

Cómo hacer Guiso de níscalos con patatas:

  • Limpiamos bien los níscalos de tierra bajo el agua, que entre bien en la parte interior, entre las láminas para eliminarla. Les cortamos la parte en contacto con la tierra y los troceamos en taquitos.
  • En una cacerola con base de aceite caliente, echamos los pimientos lavados y en trozos pequeños cuando empiecen a ablandarse, añadimos la cebolla pelada y muy picadita, los dientes de ajo picados y la cayena.
  • Lo pochamos todo y echamos el tomate pelado y en trocitos pequeños. Cuando el agua que suelta comience a evaporarse y esté blando, añadimos el jamón  serrano y damos un par de vueltas.
  • Echamos los níscalos, rehogamos bien, dejamos que suelten el agua, dejamos que reduzca hasta que quede una salsita espesilla, añadimos una cucharadita de pimentón dulce y las patatas peladas y troceadas (empezamos a cortarlas por un lado y con un golpe de muñeca terminamos de partirlas), las rehogamos con los ingredientes un par de minutos.
  • Añadimos el vaso de vino blanco, agua para cubrirlas y el perejil picadito, dejamos cocer durante unos 20 minutos, hasta que la patata esté hecha, servimos caliente y… ¡¡¡BUEN PROVECHO!!!

 

 

 

 

Especialidades Dulces Bebidas Productos de la tierra