El entorno de Lanzahíta

Situación geográfica

DSC00834La villa de Lanzahíta está situada en el centro geográfico del Valle del Tiétar, cerca de las orillas del río Tiétar, al sur de la provincia de Ávila y abrigada al Norte por la Sierra de Gredos. Esta situación provoca un microclima en la zona que da lugar a tierras fértiles y a la creación de un ecosistema muy característico. Una de las formaciones naturales más impresionantes es la garganta La Eliza que baña toda la villa.

El Valle del Tiétar se encuentra al sur de la Comunidad de Castilla y León, al sur de la Provincia de Ávila y también al sur de la Cordillera Central, en la parte correspondiente a la Sierra de Gredos. Este rasgo de su situación, el carácter meridional, es, junto con una altitud media poco elevada, una de las notas claves de la comarca. Estos dos aspectos geográficos le distinguen tanto del resto de la provincia como de la Comunidad a la que pertenece, ya que le proporcionan un clima templado, abundancia de corrientes de agua, vegetación frondosa y una variada gama de paisajes que van desde las suaves ondulaciones que se alzan en las proximidades del río a los afilados riscos de las cimas más altas del Sistema Central.

altAlEcTpUOOF0oUpUyli0SdZOjltZrA7EY6und3YRsbBcX

Lanzahíta tiene un entorno natural espectacular que permite al visitante disfrutar de paseos por las gargantas, con zonas de baño; hacer senderismo o montar en bicicleta de montaña por diferentes rutas con perfiles muy variados en función de la dificultad del trayecto; realizar paseos a caballo; y disfrutar de su gastronomía.

Lanzahíta está llena de emociones, tranquilidad, colores y aromas en sus campos teñidos de tonos amarillos y morados, sabores especiales y, sobre todo, ¡Lanzahíta es salud!