Se ha instalado un corazón junto a la parada de autobuses, para reciclar tapones de plástico.